Ayer. a la hora de la cena... descubrieron que faltaba el INTERNO 16

BAMBINO - REPORTAJE

El hombre de las mil frases

Ingenioso y extrovertido: los dichos de Héctor Veira en el Apertura, el DT más pintoresco del fútbol argentino

Se definió como un jugador muy dotado, habilidoso, con una gran inventiva y muy guapo. Con el paso de los años, como un buen técnico. Hoy, Héctor Rodolfo Veira planifica la pretemporada que Newell´s hará en Mar del Plata, pero muchos afirman que su futuro es incierto. Algunos lo ven lejos de Rosario, pero él nunca baja los brazos y se siente firme en el cargo. Lo cierto es que defiende la profesión desde su imagen de Carasucia , la misma que disfrutó en el Ciclón en la década del 60.

A la salida de un vestuario puede sorprender con frases insólitas, inéditas. El mismo reconoce que no se da cuenta en ese momento de lo que dijo, que después se escucha por radio o televisión y suelta la carcajada. Así sucedió cuando soltó definiciones como las de "la base está" (en Boca), "este equipo necesita de una bomba anímica" (en Newell´s) y "estamos en una racha diabólica" (en Lanús).

El balance de 2003 entregó un Bambino auténtico desde el comienzo, cuando en enero Newell´s se alojó en el hotel Iruña para hacer la pretemporada. "Necesito un delantero picante", le dijo a Eduardo López y el presidente de Newell´s incorporó a Walter Silvani.

Pero no se quedó ahí. Veira sabía que el conjunto rosarino tenía potencial para pelear el título en el Apertura con las contrataciones del Patrón Bermúdez, Julián Vásquez, Jairo Patiño, Pablo Guiñazú y Ariel Rosada. El DT se autopresionó para conseguir éxitos. Por eso se enojó mucho después de un debut sin goles ante Banfield, en el Sur: "Hicimos las cosas bien, pero nos faltó el gol. ¿Si me voy con bronca con el resultado? Y... todos sabemos que el resultado lo maneja Dios".

Tras la igualdad con Independiente, también 0 a 0, se venía River como visitante, por la tercera fecha. El entrenador no especuló cuando se lo consultó sobre el partido que podía hacer el Patrón Bermúdez: "¿Si él se puede achicar en el Monumental? Nooo, es Benicio del Toro. Con la personalidad que tiene, hasta puede jugar en Irak". Fue victoria ante el conjunto millonario por 2 a 0, con golazos de Vásquez y Patiño.

El triunfo (muy sufrido) con Quilmes por 2 a 1, en Rosario, significó el desahogo del Bambino. "Vamos, la p... m... Este era el partido que había que ganar. La tribuna fue un carnaval. La gente de Newell´s estaba ilusionada y no podía irse derrotada".

Perdió 3 a 2 con Arsenal, le ganó a Olimpo 2 a 0 y empató con Colón 1 a 1, lo que marcó la irregularidad del equipo. Para contrarrestar el injusto empate en el último minuto de los santafecinos, Veira declaró: "Newell´s me emociona, este equipo me emociona. ¿Los colombianos? (por Bermúdez, Patiño y Vásquez) son líderes positivos, de esos que ayudan a los equipos, que le hacen bien al grupo. El tema es que si te agarra un líder negativo, a la corta o a la larga te hunde, terminás como el Titanic...".

La caída con San Lorenzo (0-1), en Rosario, no lo aflojó: "Que les quede claro a todos que lo vamos a perseguir a Boca hasta último momento", aseguró.

Victoria 2 a 0 con Gimnasia y empate con Central 1 a 1 en Parque Independencia. Antes del clásico, le preguntaron a Veira cómo lo trataban los hinchas canallas. El contestó: "Bien, muy bien, no me p... nada. No me p... porque salgo disfrazado de bombero".

Newell´s le ganó a Vélez 3 a 0 y le sacó el invicto a Boca (1-0). Exultante, Veira dijo: "Este partido era especial porque hasta los de Central (también peleaba el título) querían que ganáramos. Pareció que hasta Don King vino a presentar el partido a Rosario. Ahora empieza otro campeonato, cualquiera puede ser campeón".

Tras los empates de Boca con Independiente (0-0) y de Newell´s con Chacarita (1-1), Veira sostuvo: "El torneo dejó de ser misterioso y pasó a ser explosivo".

En la 14a fecha, después de Newell´s 0 v. Racing 0, diagnosticó: "A la pelota la tratan tan mal que la internan después de cada partido". Sin posibilidades en el Apertura y con la casi consagración de Boca, el DT ironizó: "Bianchi se tiene que tomar un año sabático. Es una cosa de locos, no para de ganar. Que descanse un poco ese cuerpo técnico así le da un poquito de moral al resto".

Dijo que la caída 3 a 2 con Lanús, en el Sur, fue sólo por "dos goles de carambola", pero resurgió después del emotivo triunfo ante Talleres por 4 a 3, luego de ir en desventaja por 3 a 0. "Estoy inmensamente feliz por mis jugadores, a los que voy a defender a muerte . Lo de un sector del periodismo fue infame. El plantel tiene temple y no mereció que se nos pegue como lo hicieron. El triunfo fue inolvidable, me hizo acordar a aquel partido entre River 5 v. Polonia 4, en el 86". Cuando salió del estadio se cruzó con Carolina Coscarelli, periodista de Cablehogar, de Rosario, y le dijo: "Hoy presenciaste un partido europeo, como si hubieses ido a ver al Manchester. Te felicito nena, porque hoy viajaste a Europa".

Así es el Bambino Veira. Por más que su última pelota la pateó en Universidad de Chile, a los 32 años, en 1977, su chispa sigue intacta. Es el hombre de las mil frases. Inagotable.

Por Christian Leblebidjian
De la Redacción de LA NACION

Se definió como un jugador muy dotado, habilidoso, con una gran inventiva y muy guapo. Con el paso de los años, como un buen técnico. Hoy, Héctor Rodolfo Veira planifica la pretemporada que Newell´s hará en Mar del Plata, pero muchos afirman que su futuro es incierto. Algunos lo ven lejos de Rosario, pero él nunca baja los brazos y se siente firme en el cargo. Lo cierto es que defiende la profesión desde su imagen de Carasucia , la misma que disfrutó en el Ciclón en la década del 60.

A la salida de un vestuario puede sorprender con frases insólitas, inéditas. El mismo reconoce que no se da cuenta en ese momento de lo que dijo, que después se escucha por radio o televisión y suelta la carcajada. Así sucedió cuando soltó definiciones como las de "la base está" (en Boca), "este equipo necesita de una bomba anímica" (en Newell´s) y "estamos en una racha diabólica" (en Lanús).

El balance de 2003 entregó un Bambino auténtico desde el comienzo, cuando en enero Newell´s se alojó en el hotel Iruña para hacer la pretemporada. "Necesito un delantero picante", le dijo a Eduardo López y el presidente de Newell´s incorporó a Walter Silvani.

Pero no se quedó ahí. Veira sabía que el conjunto rosarino tenía potencial para pelear el título en el Apertura con las contrataciones del Patrón Bermúdez, Julián Vásquez, Jairo Patiño, Pablo Guiñazú y Ariel Rosada. El DT se autopresionó para conseguir éxitos. Por eso se enojó mucho después de un debut sin goles ante Banfield, en el Sur: "Hicimos las cosas bien, pero nos faltó el gol. ¿Si me voy con bronca con el resultado? Y... todos sabemos que el resultado lo maneja Dios".

Tras la igualdad con Independiente, también 0 a 0, se venía River como visitante, por la tercera fecha. El entrenador no especuló cuando se lo consultó sobre el partido que podía hacer el Patrón Bermúdez: "¿Si él se puede achicar en el Monumental? Nooo, es Benicio del Toro. Con la personalidad que tiene, hasta puede jugar en Irak". Fue victoria ante el conjunto millonario por 2 a 0, con golazos de Vásquez y Patiño.

El triunfo (muy sufrido) con Quilmes por 2 a 1, en Rosario, significó el desahogo del Bambino. "Vamos, la p... m... Este era el partido que había que ganar. La tribuna fue un carnaval. La gente de Newell´s estaba ilusionada y no podía irse derrotada".

Perdió 3 a 2 con Arsenal, le ganó a Olimpo 2 a 0 y empató con Colón 1 a 1, lo que marcó la irregularidad del equipo. Para contrarrestar el injusto empate en el último minuto de los santafecinos, Veira declaró: "Newell´s me emociona, este equipo me emociona. ¿Los colombianos? (por Bermúdez, Patiño y Vásquez) son líderes positivos, de esos que ayudan a los equipos, que le hacen bien al grupo. El tema es que si te agarra un líder negativo, a la corta o a la larga te hunde, terminás como el Titanic...".

La caída con San Lorenzo (0-1), en Rosario, no lo aflojó: "Que les quede claro a todos que lo vamos a perseguir a Boca hasta último momento", aseguró.

Victoria 2 a 0 con Gimnasia y empate con Central 1 a 1 en Parque Independencia. Antes del clásico, le preguntaron a Veira cómo lo trataban los hinchas canallas. El contestó: "Bien, muy bien, no me p... nada. No me p... porque salgo disfrazado de bombero".

Newell´s le ganó a Vélez 3 a 0 y le sacó el invicto a Boca (1-0). Exultante, Veira dijo: "Este partido era especial porque hasta los de Central (también peleaba el título) querían que ganáramos. Pareció que hasta Don King vino a presentar el partido a Rosario. Ahora empieza otro campeonato, cualquiera puede ser campeón".

Tras los empates de Boca con Independiente (0-0) y de Newell´s con Chacarita (1-1), Veira sostuvo: "El torneo dejó de ser misterioso y pasó a ser explosivo".

En la 14a fecha, después de Newell´s 0 v. Racing 0, diagnosticó: "A la pelota la tratan tan mal que la internan después de cada partido". Sin posibilidades en el Apertura y con la casi consagración de Boca, el DT ironizó: "Bianchi se tiene que tomar un año sabático. Es una cosa de locos, no para de ganar. Que descanse un poco ese cuerpo técnico así le da un poquito de moral al resto".

Dijo que la caída 3 a 2 con Lanús, en el Sur, fue sólo por "dos goles de carambola", pero resurgió después del emotivo triunfo ante Talleres por 4 a 3, luego de ir en desventaja por 3 a 0. "Estoy inmensamente feliz por mis jugadores, a los que voy a defender a muerte . Lo de un sector del periodismo fue infame. El plantel tiene temple y no mereció que se nos pegue como lo hicieron. El triunfo fue inolvidable, me hizo acordar a aquel partido entre River 5 v. Polonia 4, en el 86". Cuando salió del estadio se cruzó con Carolina Coscarelli, periodista de Cablehogar, de Rosario, y le dijo: "Hoy presenciaste un partido europeo, como si hubieses ido a ver al Manchester. Te felicito nena, porque hoy viajaste a Europa".

Así es el Bambino Veira. Por más que su última pelota la pateó en Universidad de Chile, a los 32 años, en 1977, su chispa sigue intacta. Es el hombre de las mil frases. Inagotable.

Por Christian Leblebidjian
De la Redacción de LA NACION

El Bambino Veira, un personaje que se reinventa constantemente

Conocidas son las facetas de Héctor Veira, que ya trasciende los límites del DT, para darle paso a su alter ego, el “Bambino”, ese personaje que fuera de las canchas puede sorprender día a día, principalmente desde su anecdotario de nunca acabar.


En esta ocasión, la revista Hombre tuvo un mano a mano desopilante con el “Bambino”, en donde otra vez apareció el personaje que cada vez está más lejos del fútbol, y tiene todo como para convertirse en estrella de televisión.

El arsenal de anécdotas arranca con su época de jugador de San Lorenzo, cuando en una extensa gira que el equipo realizó por Europa, estando en Grecia, Veira invitó al “Loco” Horacio Doval a conocer el Partenón, y este le respondió “No, dejame, estoy podrido de ver fútbol”.

Otro sector por el que encaró la nota, es por su increíble experiencia como actor, en películas de actores de la talla de John Wayne, Raquel Welch o William Holden, en su paso por México. “Durante dos años vinieron todos. Y ahí empecé a laburar bastante como extra. Hacía de indio y de borracho en muchas películas, o de los que estaban atrás en los salones” manifestó Veira.

Además de hacer algo que le gustaba, ya que “de no haber sido futbolista, hubiera sido actor”, le pagaban por eso. “Me pagaban cien dólares cada vez que iba a grabar, pero me liquidaban en seguida, era uno de los primeros en morir”, dijo en forma resignada la “estrella” de Hollywood.

Por supuesto la entrevista pasó por dos características fundamentales del “Bamba”: la noche, y sus antológicas frases.

“El romance con la noche lo empecé de muy pibe. Salía cuatro o cinco noches por semana, y tenía el sueño al revés. De día se me cerraban los ojos, y a la noche en la concentración no me podía dormir” dijo el entrenador – personaje de su amor por las salidas.

En cuanto a sus famosas frases, con respecto a su preferencia por la vida nocturna, repitió una de las más conocidas: “Y si, me gustaba tanto la noche que al día le hubiera puesto un toldo”. Superlativo.

Señoras y señores, el “Bambino” Veira, un personaje que entendió a la perfección el show business, y que lo utiliza con una soltura digna del mejor cómico, para reinventarse constantemente.

Sábado 30 de Junio de 2007 16:00

 

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: